jueves, 5 de junio de 2014

¿A quiénes ha hecho nobles el Rey?

A estas alturas nadie desconocerá la que es, sin lugar a dudas, la noticia del año. Por ello, y a modo de particular homenaje a la principal figura del siglo XX español, dedicaré esta entrada a enumerar los títulos y Grandezas de España que durante su reinado ha concedido el rey don Juan Carlos. Al contrario que en pasadas épocas, los agraciados han sido, además de políticos, hombres al servicio de la Corona y empresarios, también intelectuales y artistas.

Ordenados por año de concesión, los nobles creados en estos 39 años son los que siguen a continuación, apareciendo junto a la denominación de la merced el nombre del primer titular o titular en el momento del otorgamiento de la Grandeza de España y el motivo del ennoblecimiento:

1975: 



El Rey saluda a Carmen Polo, señora de Meirás (Foto Europa Press)

1976:



1977:




Fernández-Miranda jurando su cargo
ante el Rey (Foto Europa Press)

1980: 


1981: 





El Rey y el Duque de Suárez (Foto Agencias)

1982: 


El Rey en compañía de Dalí (Foto Europa Press)

1983:


1986:


Don Juan Carlos conversando con Tarradellas en la Zarzuela (Foto Europa Press)

1987: 


1991: 




Don Juan Carlos y Samaranch en la Zarzuela (Foto TVE)

1992:


Don Juan Carlos en la celebración del 90 cumpleaños del
Conde de Latores (Foto Mª Eugenia Yagüe)

1993: 


1994:





El Marqués del Pedroso de Lara en un almuerzo
celebrado en el Palacio Real (Foto EFE)

1995:


1996:


Don Juan Carlos y Cela durante la entrega del Premio Cervantes de 1995 (Foto EFE)

1997:


2002:



El Rey hace entrega de un galardón al Marqués de la Ría de Ribadeo (Foto EFE)

2003:




2004:


2005:


2008:





Don Juan Carlos recibiendo en audiencia al
Conde de Godó (Foto Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos)

2010:







2011:







El Rey junto a Vargas Llosa (Foto EFE)

2014:





Todas estas concesiones, en total más de medio centenar, no hacen más que demostrar la sensibilidad de don Juan Carlos ante los cambios que ha experimentado nuestra sociedad y hacia las figuras que han despuntando dentro de ella, independientemente de su ámbito de actuación. Si precisamente algunos historiadores acusan a Alfonso XIII de no haber sabido valorar a la intelectualidad de nuestro país, su nieto ha tenido una actitud radicalmente opuesta, ennobleciendo a pintores, historiadores, científicos y escritores. 

Por otro lado, no todos los títulos dados por el Rey se perpetuarán en el tiempo. Los ducados concedidos a las infantas Margarita, Elena y Cristina revertirán a la Corona una vez fallezcan éstas, ya que los tres tienen categoría de vitalicios y por tanto no pueden ser heredados. También han tenido esta condición el Marquesado de Dalí de Púbol (si bien es cierto que en un principio era hereditario, pero por petición expresa del propio Salvador Dalí se convirtió mediante un Real Decreto en vitalicio) y dos de los últimos que han sido otorgados, el Marquesado de Crémenes (que, según dijo el propio David Álvarez, es así "porque algunos de mis hijos han querido andar solos") y el Condado de Gisbert (por no tener María del Carmen Iglesias hermanos ni descendencia).

Existe, para los casos en los que el primer titular de una merced nobiliaria carece de herederos, la facultad de que éste pueda designar sucesor, lo cual sucedió en el caso de Manfredo Luis de Borbón y Bernaldo de Quirós, duque de Hernani desde que se le otorgara el título en 1914, quien decidió elegir como siguiente duquesa de Hernani a su prima lejana la infanta Margarita. Por tanto, cuando fallezca la hermana del Rey, el Ducado de Soria no podrá ser transmitido a sus hijos, pero sí el Ducado de Hernani. 

De todos los títulos que ha repartido don Juan Carlos, la mayoría han sido marquesados, seguido muy de lejos por unos pocos condados y ducados. Únicamente ha concedido una baronía y un señorío. Resulta esto último curioso, ya que los señoríos fueron eliminados, en un primer momento, por las Cortes de Cádiz y, de manera definitiva, durante la regencia de la viuda de Fernando VII, situación que vino a confirmarse en 1912 cuando un Real Decreto estableció que no se autorizaría "la conversión del Título de Señor en otra dignidad nobiliaria ni se concederán nuevos Títulos de esa clase". Modificaciones legales posteriores (aprobadas en 1948 y 1988) han alterado algunos puntos de dicha disposición legal, pero no el artículo que hace referencia a los señoríos, por lo que teóricamente continúa estando vigente la prohibición.

Asimismo, sólo un pequeño porcentaje de los títulos concedidos por el Rey han llevado aparejada la Grandeza de España. Éstos son el condado otorgado a Sabino Fernández Campo, antiguo jefe de la Casa del Rey; el señorío que recibió la viuda del general Franco y cuatro marquesados (el de Arias Navarro, para el ex presidente del Gobierno homónimo; el de Marañón, que le fue concedido al hijo del célebre médico; el de la Ría de Ribadeo, también para un ex presidente, en este caso Calvo-Sotelo; y el del Valle de Luca de Tena, otorgado al editor del diario ABC). Aparte quedan los ducados (que siempre le dan categoría de Grande de España a sus portadores) y las Grandezas concedidas a títulos ya existentes (algo común entre los reyes españoles para distinguir a sus más fieles servidores que cuentan con título y que, por tanto, ya son nobles).

Queda por ver ahora qué política seguirá el que está llamado a ser Felipe VI a la hora de ampliar el cuerpo de la nobleza  y cómo serán sus relaciones con la aristocracia. Lo que sí que parece claro por el momento es que don Juan Carlos, una vez formalice su abdicación, no recibirá título alguno, ni de los históricos vinculados a la Corona de España ni de nueva creación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada